Mar: el protagonista de la boda de Natalia y David

Natalia y David llegaron a nuestra oficina como una tempestad de alegría, frescura y sonrisas.

Su historia es una historia de amor que me encantó desde el principio:  David fue a recoger al aeropuerto a la mejor amiga de su madre y a su hija y… flechazo inmediato. Es el inicio de una novela, ¿verdad?.

Dos años después de aquel día, sentados en nuestra oficina, desgranaban sus deseos. El primer punto, evidente por haber venido a vernos: “siempre hemos dicho que nos casariamos contratando un organizador, porque queremos algo muy especial y disfrutarlo al máximo”. El segundo punto,  el mar. Tenía que ser el protagonista total del día: Natalia es de Marbella y David, de Barcelona, han crecido enamorados del  Mediterráneo. A partir de ahi, comenzamos un viaje conjunto para descubrir qué querían, que nos ha dado días tan buenos…! Como cuando pinchamos rueda en la autopista e iniciamos el álbum fotográfico de la boda, ¡qué risas!.

Natalia y David han disfrutado de los preparativos de su boda y yo con ellos.  Cada día.  Los cafés de nuestras tardes de trabajo, investigando sus gustos (¡ay los bombones y las galletas de chocolate que nos traían siempre!)

Preparamos juntos todo a su medida. Como sus votos, en los que David prometió cantar a Natalia todos los días de su vida. ¡Y cómo se ilumina ella cuando lo hace!

Y Natalia entregada con tanta generosidad. Se da completa, sólida, cómplice y taaaaaaan divertida!! Según corrían las semanas, su placer y su ilusión se multiplicaban, su entusiasmo crecía. Han sido un regalo inigualable. 

Empezamos con una invitación atípica: tenía que se con música, como toda su boda. Un videoclip con playback sobre Miguel Bosé y Alaska con “Amante Bandido”. Disfrazados y en la playa grabamos a finales de Noviembre y, como profesionales, se metieron en el agua (suerte de las temperaturas malagueñas…) y una actuación tras otra para que la edición tuviera material. El resultado fue buenísimo. Los sms que me enviaban según lo iban entregando, anticipaban la implicación que los invitados tendrían en todo momento. Y, cuando el tema sono en la boda, los invitados enloquecieron…

La ceremonia, en la playa, frente al mar fue muy emocionante. La decoración, con motivos marinos y azules.  Sonaba una guitarra flamenca y se levantó el viento, como si siguiera el ritmo de la música.

Recuerdo la explosión de alegría de Natalia cuando la ayudé a prepararse, al salir del coche.

El lugar de la celebración, un coqueto castillo frente al mar que llenamos de velas. El cóctel tuvo Chill Out interpretado por un  Saxo. A la entrada, las señoras recibían una rosa blanca de tallo interminable. Como toda la decoración, con temática marina: una cesta decorada con redes las sujetaba. Los centros de flor del cóctel, con agua turquesa y flores blancas.

El seating plan, marino: conchas, estrellas de mar, burbujas, todo en un fondo de azules. La  decoración de las mesas con redes y centros con calas y una colección de conchas espectacular. Los meseros, como el seating plan, burbujas, estrellas de mar…  y nombres de sus canciones. En las mesas, un cancionero con los temas que más les gustan, para ayudar en el concierto que se avecinaba!!

Teníamos música en directo. El amor sublimó el protocolo:  al oir su bolero preferido,  David sacó a bailar a Natalia, diciéndole “No puedo escuchar esta canción sin tenerte entre mis brazos”. Y adelantamos la apertura del baile, cambiando la pieza. Espontáneo y genial.

Los amigos de Natalia y David, fantásticos, prepararon varias sorpresas, que teníamos coordinadas a sus espaldas!. Videos de los que no pudieron asistir, dedicatorias y una proyección sorpresa con un crucero fantástico que les regalaron.

Les preparamos un chill out en turquesas y blancos,  una fuente de chocolate,  mojitos,  la mejor música en directo,  y cuando llegó el momento David cogió el micro… Y vaya noche…

Al día siguiente, barbacoa en el jardin frente al mar.  Y nosotros ya…echándoles de menos!!

La novela continúa… Natalia, David, we miss you!!!!!

Esta entrada fue publicada en Bodas en Castillos, Bodas frente al Mar, Bodas, nuestras Bodas, Ceremonia civil, Costa del Sol, Deco, Detalles unicos, Marbella y clasificada en , , , , . Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

Un Comentario

  1. Natalia Quintanilla
    Publicado 30 julio 2010 en 20:34 pm | Permalink

    Gracias mil a Sí! Quiero y, en especial a su gran esencia, Sira Antequera, por haber hecho de nuestra boda “día de tormenta en la playa”, un sueño y una mágica realidad que recordaremos con muchísimo cariño, hoy y siempre.
    Todo esto solo ha sido posible gracias a ti, a tu saber hacer, tu simpatía, tu paciencia, ilusión, dedicación, implicación, voluntad, sencillez… y a todo el equipo de profesionales del que sabes rodearte: la florista (qué decoración espectacular, ¡Me encantó mi ramo de freesias blancas!), Andrés (con él la diversión y encanto estuvo asegurado) y Naxo (profesional, imaginativo y creativo donde los haya. ¡Qué buena fue la invitación-videoclip que nos hizo de Miguel Bosé!).
    En fin,… simple y llanamente GRACIAS.
    ¡Te queremos!
    Natalia y David
    P.D. ¿Y ahora qué?
    P.P.D. ¡¡Nos lo hemos pasado genial!!

Publicar un comentario

Tu correo nunca es compartido ni publicado. Los campos requeridos están marcados *

*
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>